ángel caído

Una idea de Elena Córdoba

Forma parte de la obra “Reconstrucción anatómica del cuerpo de un ángel”, dentro del proyecto “Anatomía poética”, de Elena Córdoba

Blog Anatomia Poética

11 Responses to “ángel caído”

  1. albert dice:

    el movimiento creado en una foto muerta
    enfocando la muerte y las plumas
    el ojo muerto y el pico
    gravitando ligero en el asfalto
    rodando asesinado, sin género, sin número
    la niebla lo oculta al otro lado del plano
    no hay cielo en el plano

    grabando la muerte sin tapujos
    la triple huida,
    el abandono

    al reproducir nuevamente (con el play)
    se perpetúa

  2. simetría dice:

    El ángel/ave sobre el suelo,
    los vehículos que surcan la parte superior del plano como aviones,
    la inversión frente a un eje superior del cuadro,
    una realidad a la que se le ha dado la vuelta.

    La línea del arcén delimita, excluye
    marca otra simetría inviolable.

    La línea del fondo, difuminada
    marca un límite con los vivos.

    La cuneta, no se ve.
    Marca la última línea, la del camino
    esta vez paralela a la vía
    pero de uso exclusivo para los herbicidas y los cámaras.

    Los vivos, los muertos, las máquinas, lo visible y lo caido; los tres ojos que están y el que mira.
    Me pregunto, ¿esto será cine?,
    ¿cuándo es cine?

  3. dedicado dice:

    No sé si se pueden dedicar vídeos, pero supongo que sí, como se dedican los poemas aunque no sean de uno, sino del poeta.
    Si se puede dedicar este vídeo como poema, se lo dedico a Ricardo Vicente, actor y profesor de teatro, muerto hace dos semanas.
    Era un ángel caído, ahora me doy cuenta.
    Si me lo permite el autor, este vídeo significará su entierro.

  4. transportista dice:

    2181 humanos muertos en las carreteras españolas en el año 2008. Los españoles primero en el cómputo, luego los comunitarios, luego los occidentales de las bases norteamericanas, luego los otros occidentales, luego los norteafricanos, sudafricanos, asiáticos, …, humanos y con forma humana, fetos, perros y mascotas, animales comestibles, animales cazados.
    Por último el censo de aves,
    sin clasificar los ángeles caidos,
    los sin papeles, las ratas y los ratones camperos, los elvis presley y los dálmatas de cabeza oscilante, los erizos y los gusanos, las hormigas aplastadas, los insectos de las lunas, los halcones carroñeros, los grajos despitados, los caballos y el resto del ganado.
    Publicidad del AVE: “ya no importa la distancia entre dos puntos sino el tiempo que tardas en recorrerlo”. O lo que es lo mismo, ya no importa el camino, importa el destino. Seamos ciegos.

  5. apocalipsis dice:

    Este clip de vídeo es el final de un travelling que comienza en el cielo siguiendo a un ave que quiere tomar tierra. Antes del segundo 0 se la ve volar en un cielo casi blanco, celestial. El ángel no tiene ni hambre, ni sed, tiene curiosidad por los hombres, por sus máquinas, por sus juegos y juguetes, por sus vidas, por sus gestos tras los vehículos, por sus músicas reproducidas en las emisoras de radio. En el cielo no se escucha la radio y el ángel baja, el ave desciende a la carretera. Los ojos de dios la siguen, con su grúa infinita, provista de todos los movimientos, con todas las velocidades; esta vez, ajustada al descenso del ave. Dios juega a grabar a sus ángeles conociendo su recorrido y su destino. Pues bien, graba el descenso a la carretera, el vuelo, el planeo, las partículas pequeñas que rodean a su ángel. Se detiene en el impacto con el frontal del coche, lo ralentiza, agudiza su sonido haciéndolo prolongado, explosivo, metiéndose en el interior de su ave desnucada, regocijándose en la parada de su corazón y del flujo sanguíneo. Dios mueve la cámara en paralelo a la carretera, grabando el ángel despedido por el impacto, en el vacío, luego rodando por el suelo aceleradamente, lentamente, inmóvil. Sucede el segundo 0 del clip, y dios ya se ha ido, abandonado al ángel caído ya muerto.

  6. Decoradora dice:

    En el salón de mi casa tengo colgados dos Chus Domínguez: “ángel caido” y “la cuadrilla”. He quitado los cuadros de flores de Andy Warhol y proyecto los Chus Domínguez, sin sonido, con dos proyectores sobre la pared agujereada y con un portátil que los reproduce en bucle desde las 21 horas hasta que me acuesto. Son dos nuevas ventanas en el salón que iluminan con su reflejo el tedio que me entra cuando llega la noche. Me hacen recordar el trabajo y la muerte, dos de los grandes males de la humanidad, ah, y me traen la luz a la sala, cuando ya es noche.
    Es como cuando llegaron a las casas las primeras bombillas, que la gente las miraba como si fuese a pasar algo. No, no sucederá nada, simplemente iluminan.

  7. albert dice:

    Las colas. Es curioso pero últimamente veo colas de fotograma en muchos lugares. A veces son fruto del paso del tiempo o de un revelado descuidado, otras, tienen la intención de que parezcan cine. Incluso viendo animaciones digitales he visto superposicones o efectos de fotograma gastados. Año 2009. Hay a quien le gusta llevar los zapatos impolutos, inmaculados, y la ropa recién estrenada, hay quien prefiere la ropa con cierto uso. El vídeo digital no se desgasta y en ese sentido no admite el paso del tiempo, no se degrada físicamente su código de datos. Esto es inaceptable muchas veces porque nos gustaría que el ángel caído se fuese descomponiendo con el paso de los días, al tiempo que su soporte se fuera degradando. El miedo que puede tener un realizador ahora, grabando en digital, es que las imágenes van a permanecer así, inalterables por el tiempo, como las ecuaciones escritas por el matemático, sin polvo sobre ellas, sin tiempo histórico. El ángel caído quedará inalterable para siempre. En un futuro quizá en vez de ver tantas imágenes leamos códigos de datos a modo de novelas, cine que representan novelas y algoritmos que son cine.
    El autor debe saber, esto es definitivo, inalterable, por eso antes de exponerlo lo ensucia.
    En toda superposición de imágenes, datos, siempre percibo cierto pudor, a mí me ha pasado. No sé.

  8. Renault dice:

    La banda sonora de la tierra y los redobles de los vehículos. La tamborrada se acerca, 100 caballos se acercan sin levantar polvo pero acelerando el aire. El motor ruge como un reactor y se acerca, rompiendo el páramo. El mecanismo acelera a los vivos fugaces, dejando en silencio a los muertos, por contraste.
    A lo lejos,
    llegada,
    transito del plano fffffffffffffffffffffffffff,
    alejamiento que oculta la siguiente llegada,fffffffffffffffffffffffffff,
    alejamiento que oculta el siguiente instrumento,
    no vemos, negro,
    fffffffffffffffffffffffffff,
    suponemos miles de efes después, en el negro, cuando las bacterias desconpongan la carne muerta,
    cuando las plumas se despeguen volando por el páramo,
    cuando el vientre del ave sea picoteado por los cuervos.

  9. Hellen Arroyo dice:

    Platero es pequeño, peludo, suave; tan blando por fuera, que se diría todo de algodón, que no lleva huesos. El artista Anri Sala y Juan Ramón se encuentran con Chus sin que se de cuenta. Al realizador todo le parece propio, pero Anri y JR le siguen. Anri se le mete en los ojos y JR entre las neuronas. El realizador va buscando un burro perdido, aunque no lo sabe, y se empeña en buscar aves muertas, ángeles caídos. Vemos un ave, pero es un asno, sin huesos, con plumas, muerto. La magia del cine debe ser esto. Ver burros volando y aves muertas pastando en el asfalto.

  10. Feli dice:

    Como puede una imagen fija decir tanto y tanto….?
    Y cuando el dolor y la pena invaden tu ánimo, todavía puedes superar esa sensación al sumar la percepción del abandono y la indiferencia.

    No se puede decir más con menos. Una obra de arte, una joyita.

    Un abrazo muy fuerte Chus

  11. kato dice:

    me parece que deberiais hablar (el articulo esta muy bn) no sobre la foto sino como desde un punto de vista matematico se puede ver esta imagen. es que tengo que hacer un trabajo y parece ser que no se jejejjeje

Leave a Reply